Ecología y veganismo

Ecología y veganismo
Ecología y veganismo

¿Qué relación tiene la ecología y el veganismo en la protección del medio ambiente?

La ecología y el veganismo es un estilo de vida en el que las personas, por una parte, se abstienen de comprar, comer y utilizar productos de origen animal y artículos cuya producción requiere la explotación animal y al mismo tiempo contribuyen con una forma de vida ecológica a cuidar del planeta. Los veganos se identifican más fácilmente por su dieta basada en plantas, que excluye todos los alimentos de origen animal, pero también evitan los materiales de origen animal, los productos derivados de animales y los espectáculos en los que aparecen animales.

La mayoría de la gente se decide por dietas veganas o vegetarianas porque le preocupa el bienestar de los animales. Pero a medida que la Generación Z se une a sus mayores en la vida basada en plantas, muchos jóvenes afirman adoptar el veganismo, principalmente por preocupaciones medioambientales. Las investigaciones demuestran que más de la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la alimentación provienen de productos animales.

¿Qué productos de origen animal tienen mayor impacto medioambiental?

A continuación detallamos el impacto en el medio ambiente de diferentes alimentos cárnicos.

La carne de vacuno

Ganado vacuno ecología y veganismo
Ganado vacuno

Es el alimento con el mayor impacto medioambiental. Aunque las estimaciones varían en función de las técnicas de cultivo, se necesitan aproximadamente 1.800 galones de agua para producir una libra de carne comestible.10 Junto con otras carnes de rumiantes, la carne de vacuno requiere unas 20 veces más tierra y genera más de 20 veces el número de emisiones de gases de efecto invernadero por gramo de proteína comestible que las proteínas vegetales como las judías y las lentejas.

Aves de corral y cerdo

Granja avícola
Granja avícola

En comparación con otras carnes, los animales monogástricos como los pollos y los cerdos producen menos metano y utilizan menos tierra por unidad de proteína, pero eso no los convierte en alternativas sostenibles a la carne de rumiantes.

La industria avícola es la mayor consumidora de cultivos forrajeros del mundo. La huella hídrica del pollo es 1,5 veces mayor que la de los guisantes, las lentejas o las judías. No obstaste, la huella hídrica de las aves de corral es menor que la del cerdo y menor que la de la ternera.

Y lo que es más preocupante, el estiércol de pollo cargado de salmonela, antibióticos, amoníaco y metales pesados suele acabar contaminando los ríos y arroyos cercanos, causando daños tanto a los seres humanos como a otros animales.1920 La industria porcina también tiene problemas con la gestión del estiércol. Los residuos porcinos emiten metano y óxido nitroso. Si se filtran en un sistema de agua cercano, las altas concentraciones de nitrógeno y fósforo en el estiércol de cerdo pueden ser peligrosas para los animales acuáticos y los seres humanos que beben agua contaminada.

¿Qué opina la OMS sobre el veganismo?

La OMS recomienda una dieta predominantemente vegetal y baja en sal, grasas saturadas y azúcares añadidos como parte de un estilo de vida saludable.
Estas dietas se asocian a un menor riesgo de mortalidad prematura y ofrecen protección contra las enfermedades no transmisibles de mortalidad prematura y ofrecen protección contra las enfermedades no transmisibles
Este consejo complementa la evidencia general que indica que limitar el consumo de carne roja (vacuno, ternera, cerdo y cordero) y de carne procesada (como embutidos y carnes curadas, ahumadas y saladas) podría proteger contra estas enfermedades.
No obstante, las dietas estrictamente vegetales, como las veganas,
también suscitan preocupación por las carencias de micronutrientes (como el hierro y la vitamina B12).

¿Qué pasaría si todo el mundo adquiriera la ecología y el veganismo como forma de vida?

Planeta azul
Planeta azul

El Parlamento Europeo finalmente declaró una emergencia climática oficial en 2019. En la reunión del Parlamento se abogó por una reducción de las emisiones del 55% de aquí a 2030, con el objetivo final de llegar a ser completamente neutrales desde el punto de vista climático.

Sin embargo, el protocolo parlamentario clásico, parece seguir un enfoque en lo relacionado con los productos ganaderos al concluir que el transporte marítimo y aéreo internacional son los mayores generadores de gases de efecto invernadero y, por tanto, enfocar su atención en ellos.

No obstante, una dieta vegana es tan eficiente desde el punto de vista energético y climático que reduciría las emisiones en un 70% tras su adopción (una dieta occidental típica a base de carne, pescado y productos animales añade un 135% de emisiones adicionales per cápita). La agricultura animal combinada (carne, pescado, lácteos, huevos, etc.) es responsable del 18% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, frente a solo el 13% atribuido al transporte. Según las investigaciones, el panorama es claro.

¿Cuántos animales se salvan gracias al veganismo?

Se calcula que una persona media vegana durante solo un mes puede salvar la vida de 30 animales. Eso es básicamente un animal al día que puede salvarse de ese cruel destino simplemente haciéndose vegano.
Si hacemos números es muy fácil concluir los animales que se pudieran salvar si el veganismo fuera la manera de alimentarse del ser humano.

Adicionalmente, cambiar nuestra forma de obtener los nutrientes, minerales y proteínas para mantener la vida por otros productos veganos o vegetarianos, ayudaría de forma ostensible en la lucha por detener el cambio climático.

Se sabe que la ecología y el veganismo van de la mano, ya que de todos los factores que inciden en este cambio, la comunidad científica es clara al respecto, la producción de carne y productos lácteos utilizan enormes recursos del planeta, inmensas cantidades de agua y tierra se utilizan en dichos procesos y, por tanto, contribuyen de manera determinante en la degradación de nuestro clima a nivel global.

¿Qué impacto tiene el veganismo en la economía?

Ecología y veganismo en la economía
Ecología y veganismo en la economía

El veganismo, antes considerado una dieta marginal, es ahora un movimiento mundial que crece a gran velocidad.

De hecho, en los últimos diez años se ha multiplicado por más de siete, especialmente entre los menores de 35 años.

Entonces, ¿Qué ha impulsado esta expansión masiva del comportamiento herbívoro?. ¿Cómo afecta a las empresas de todo el mundo?

Consumir productos veganos o ir asiduamente a restaurantes veganos y vegetarianos ha generado una floreciente industria de alternativas a los productos de origen animal que ya mueve miles de millones de euros. Incluye leche y queso no lácteos, imitaciones de ternera, pollo, pescado y cerdo, y cuero fabricado con hojas de piña o piel de manzana.

La fulgurante oferta pública inicial del fabricante de sustitutos de la carne Beyond Meat Inc. subrayó el optimismo sobre una nueva «economía vegana». La promesa se basa no solo en los consumidores que deciden prescindir de la carne y los lácteos por razones éticas, sino también en el creciente número de no veganos preocupados por su salud y la del planeta.

Impacto de la ecología y el veganismo en el mercado


El cambio en los mercados se está produciendo a pesar del aumento del consumo mundial de carne, incluso en EE.UU y en países en desarrollo como China, con dietas tradicionalmente ricas en vegetales. La ecología y el veganismo es especialmente acusado entre los jóvenes y ha disparado la demanda de una nueva categoría de productos con sabor y tex


Publicado

en

por

Etiquetas: